miércoles, 23 de septiembre de 2020

Sé Que Estás Ahí

Son muchos los niños que ven truncada su infancia por distintas y lamentables situaciones, pero cuando al fin lo superan (si es que lo hacen...), cuando los años consiguen cicatrizar las heridas, siempre vuelven; se encuentran siendo niños de nuevo porque, en realidad, y a pesar de los golpes que les dio la vida, nunca… nunca se fueron…




Y no importa el tiempo que pase ni las horas dañadas; vacías, rotas...
No importan lugares; montañas, valles...
No importan los mares que me abracen con sus olas, ni el aire que penetre en mis alcobas; porque siempre vuelves como esas rosas que lloran si las cortas, que pinchan si las tocas…
Sé que estás ahí… Bajo esa sonrisa que aparentó nada; bajo esas piernas y manos que temblaron; bajo ese equipaje que pesaba tanto…
tanto… que guardaste sin pronunciarte; tanto que acomodaste y disfrazaste en esos otros mundos que (te)creaste donde el verdugo, no te alcanzase…
¡Ay de ti, pequeña niña, que apenas jugaste!...; y los cuentos fueron castillos que derrumbaste…
Y bailaron tus zapatillas bajo la cama y en la guardilla, donde aquel que quebró tu barandilla no las encontrase…  
Te despeñaste; sin saber ni entender el embate.
Te quebraste y maduraste a deshora,
pero…
aunque muchas veces (le) encuentro de nuevo como sutil sombra que ya no duele, sé que tú sigues ahí, como emergiendo de las aguas donde con tus lágrimas casi te ahogaste, ahora, con tu vaporoso vestido de tul, para calzarte de nuevo tus zapatos y bailar como si nada…,
como si todo...




“Y sé que estás ahí, pequeña…;
más allá de estas letras
y de esas cicatrices
que te hicieron crecer.
Sé que aun tambaleándote
te yergues con tus dos trenzas
en esta lucha sin tregua
en la que tantas veces intentas
desaparecer;
que no hay muro
ni recia madera
que te impida ser
esa niña de coletas
y charol en los pies;
que a pesar de las llagas
de tus manos,
las arrugas
y los traspiés,
vuelas vigorosa
como un pájaro,
saltas piedras, charcos,
tejados como un gato,
y bailas sin descanso
hasta desfallecer…
Y es que puedo verte
a pesar de los naufragios;
de tus huesos descalcificados
y tu pasado tan lejano;
puedo oler el caramelo
de tus manos,
de tus labios sonrientes
y sonrosados;
puedo ver el océano de tu mirada
perderse en el país de Nunca Jamás,
así que
no me dejes, pequeña;
no me dejes jamás.”
 
©Ginebra Blonde

(Encuentro con Mi Pasado- Convocatoria Juevera para el 24 de septiembre, 
propuesta por “Magade Qamar”)


miércoles, 16 de septiembre de 2020

Libre Pensamiento


  —No me someteré, madre. No quemaré mis libros porque así lo dictamine este maldito régimen; sabías que este día iba a llegar, y que yo no me doblegaría.
  —Y no sabes cuánto te envidio, mi preciosa niña; y te admiro… Ojalá yo tuviese tu férreo e intrépido espíritu. Lo supe desde el primer día que te pusiste a caminar con tus pequeñas botitas acordonadas. Te caías  una y mil veces, y aun con heridas sangrantes en tus rodillas, te levantabas y lo volvías a intentar… O cuando esgrimías esa espada de madera que te regaló papá, y jugabas a salvar inocentes gritando con tu vocecita: ¡libertad!… Pero ahora… Ahora temo por tu vida, Josefine…
  —Esos libros son mi vida, madre. Y también lo es para este mundo que intentan someter. Sabes que no estoy sola en esto; somos muchos los que no nos arrodillaremos ante esta masacre de nuestra historia, de nuestro derecho a saber, a crecer y evolucionar. No vendarán nuestros ojos ni amordazarán nuestras bocas.
  —Te quiero, Josefine; te adoro… Vamos, vete, ¡vete ya! Pon a buen recaudo tus obras y las de tantos que amáis la vida por encima de toda ley dictatorial, aun a riesgo de perderla… Me siento orgullosa, vida mía; y tu padre… también lo estaría…
  —Gracias madre; por haberme infundado valor desde niña, y por haber permitido que me equivocase, que cayese y luchase por mis propios medios… Sabes que a partir de hoy seré una prófuga; no sé si… si volveremos a vernos… yo…
  —Shh… Calla… sí, lo sé; sé que no puedo detenerte; y no sabes la pena y el dolor que siento en estos momentos en lo más profundo de mis entrañas…, pero sé que el mundo necesita de este y de tantos otros sacrificios por salvaguardar lo único que poseemos y que no podemos permitir que nos arrebaten: nuestro libre pensamiento.

©Ginebra Blonde



“La quema de libros es la práctica, generalmente promovida por autoridades políticas o religiosas, de destruir libros u otro material escrito; está vinculada al fanatismo ideológico y suele acompañar muchos conflictos bélicos. La práctica generalmente es pública y está motivada por objeciones morales, políticas o religiosas al material publicado. En tiempos modernos, otras formas de almacenamiento de información, como grabaciones, discos de vinilo, CD, DVD, videocasetes y páginas de Internet, se han incluido dentro de esta práctica.”

El escritor Heinrich Heine escribió en 1821 “Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos”


Y de las cenizas resurgirá la voz quebrada;
al fin, ¡alta y clara!
No habrá miedo en las entrañas
ni temor a la Parca;
se besarán la palabra
y las manos alzadas, en aras
de la libertad.

Y aun cuando nos tachen de locos;
de utopías derramadas
sin destino ni trama,
forjaremos cual tela de araña
la historia jamás contada
de nuestra unánime lucha
por salvaguardar todo resquicio
de humanidad.

©Ginebra Blonde


“La biblioteca alejandrina:

La desaparición significó la pérdida de aproximadamente el 80% de la ciencia y la civilización greco-helenística, además de legados importantísimos de culturas asiáticas y africanas, lo cual se tradujo en el estancamiento del progreso científico durante más de cuatrocientos años, hasta que felizmente sería reactivado durante la Edad de Oro del Islam (siglos IX-XII) por sabios de la talla de ar-Razi, al-Battani, al-Farabi, Avicena, al-Biruni, al-Haytham, Averroes y tantos otros.”



(Insumisión-Convocatoria juevera para el jueves 17 de septiembre, 
propuesta por “Molí Del Canyer”)

jueves, 3 de septiembre de 2020

Líneas (Dis)Continuas



Trazaste una línea curva con tus dedos hasta llegar al punto exacto; mis labios verticales florecieron y, ambos, nos salimos por la tangente conjugando el ángulo perfecto para derramarnos...; y pensar que había quien nos decía que nuestros mundos paralelos no convergerían…     


Y nos llenamos (continua-mente) de garabatos
a ritmo de infarto,
sin más papel que la piel.

©Ginebra Blonde





Instantes Que (Me)Hacen Latir; Vosotros...

ERES MÍO

Nadie me pertenece ni pertenezco a nadie,
no nací para ser dueña ni para ser sierva de nadie.
A nadie puedo dejar ir libremente
porque a nadie poseo para obligar a quedarse.
Pero en la soledad de mi cama, a veces, fantaseo con la
idea de la libertad acompañada, de avanzar encadenada a una mano.
Pertenecer por entero a alguien y poseerle de igual manera,
profunda y significativamente.
Sueño con esos brazos que me unan a alguien sin fisuras.
Mi mente juega con la idea de ser para SER en otro.

En la soledad de mis pensamientos fantaseo con dejar que su cuerpo
sea mi cárcel y él el carcelero de mis sentimientos.
Sentir cada vez que estoy con él que he llegado al hogar.
Qué delicia oír Eres Mía y mis labios poder con una sonrisa
plena decir Eres Mío.
©Prozac

............................................................................................................................

A veces el amor se despierta en un instante, con una simple mirada, o un roce de manos... y no por ser breve en el tiempo, es menos perdurable. Una carga eléctrica, que es algo muy pequeño, crea un campo a su alrededor que se extiende por todo el espacio...

©Chema

............................................................................................................................
La vida y sus infinitos matices
una amalgama de sensaciones, de vivencias
a veces risa, otras lágrima
esa es la grandeza el seguir adelante saltando, volando, nadando, a veces descansando,
porque es necesario pero siempre, siempre al ritmo que marca nuestro sentir, ese latido que nos hace únicos, esa huella digital del alma que es
la que es más difícil de ver o de mostrar porque es la más nuestra

............................................................................................................................
FLORAL

Prendida a tu pecho... Como un Clavel en la solapa.
Luciendo premura,
naturaleza viva en los brazos.
Adheridos al deseo primigenio,
de logar la fundición
de esta
mi esencia,
con el almizcle de tu verbo.

Entre líricos suspiros ascendiendo...
Vehemente el sacrilegio de probar cada gramo de tu aire.

Lirios...
Mártires son los besos
Que formamos.

Juncos,
Vencidos por el mismo viento.

Selváticos al sentir-nos.


............................................................................................................................
Y todas las estrellas
Aprisionada en la incertidumbre
he viajado
por cada recodo de tu nombre
y las alcobas
se encendían de deseo
al abrir los postigos de la piel.

Del otro lado del amor
el aire
me desordenaba el alma
golpeándome
contra la humedad
de tu corazón,
y todas las estrellas
se derramaban
en tus pupilas.


............................................................................................................................
Donde se posa tu mano se enciende la llama
Como viento, avivas y te llevas mi pasión
Eres pez en mi pecera
Aleteas entre los nítidos cristales
de mi cuerpo y de mi alma
En ondas profundas te mueves
Y vibra el amor en mi vientre.

............................................................................................................................

Prostitución...

Había quedado para tasar un piso, me quedé apoyada en el portal y mientras esperaba, ella no dejaba de mirarme, y yo no sabía cómo apartar mi vista de ella. Mi atuendo era aburrido, mi maquillaje escaso no sé porque me miraba, no había nada en mi que envidiar o copiar, ella tenía unas piernas largas y las lucia, sus labios rojos como nunca hubiera creído que se pudieran pintar y su pelo negro como la noche, las luces de las farolas empezaban a reflejar tintes azulados en su melena, el frío nos rozó a las dos, yo temblaba ella disimulaba, mi ropa cubría mas y mi chal calentaba mi cuello. Se acercó y me dijo, parece que se está retrasando, tú no lo pareces y no sé qué haces aquí, yo soy puta y a mí tampoco viene nadie a buscarme. ¿Quieres compartir un poco de mi café? el termo lo mantiene caliente. La miré a los ojos, pensé que las dos estábamos trabajando y le respondí que aceptaba su café si ella aceptaba mi chal. El agradecimiento afloró a su rostro y creo que no era por el chal (que aceptó rápidamente) era porque yo había aceptado su café.

©Ester

............................................................................................................................

Hay que ver lo que la noche nos da , esa magia escondida entre la penumbra de nuestro cuarto y ese silencio que es el compañero ideal para que todos nuestros pensamientos los pongamos en orden , es ahí donde las neuronas las más sensibles buscan ese rincón donde decirnos que hemos de hacer algo , por sacarlas a pasear , tenemos un debate con nosotros mismos , hasta que de golpe algo nos da en nuestra masa gris y decidimos que la vida es corta para pensar en negatividad , hay que salir y luchar , cada uno a su manera y su forma pero siempre con el ánimo de querer vencer a la oscuridad que persigue , la venceremos con las ganas de vivir y de sentir.

©Campirela

............................................................................................................................

Libertad

"Mientras dibujo, creo que la libertad está muy cerca. Está en quienes dibujan, está en la modelo que posa. Y está en mis manos, que están logrando el trazo necesario para dibujarla, para lograr representar su belleza."

©El Demiurgo De Hurlingham

............................................................................................................................

Libro De Flores: Silvia De Angelis

............................................................................................................................
Cuando te anidas, me abrigo
y bajan mariposas y me hacen compañía
en un orgasmo y silencio prolongado
cuando te anidas, me anido bella mía.

Cuando te miro, me miro
y encuentro todos mis sueños realizados,
entre tus ojos de volcán ya cansado.
Cuando te miro, destello de alegría.

Cuando te marchas, me marcho
y hasta la esperanza queda ausente.
No me asusta mi silencio ni mi ego, ya me he ido.

Cuando me besas, me beso
y todos los besos del mundo pasan por tus labios.
Cuando me besas en clave sol,

¡¡ay cuando me abrazas!!

sólo tus brazos envolventes al retirarlos
me vuelven a la vida y a su esencia.

DETALLES DE ♥

Gracias, mi preciosa Mag ♥

Gracias, mi preciosa Mag ♥