Y es que la palabra es ese río que crece y se expande desde su maravillosa libertad para Ser y Fluir… Es todas y cada una de esas gotas que cual dulce y armonioso serpenteo nos recorre y nos inunda… La palabra eres tú, yo…, y tantos que fluimos y sentimos a través de ella… *Gin*


Vuelan...

Rebel

Rebel
La llaman rebelde;
provocativa, liberal,
chiflada...
Agridulce racimo de adjetivos
y calificativos,
porque... no saben nada...
no saben ni quieren entenderla...
Yo, la llamo *Mujer*
Aquella que reúne
todos y cada uno de los adjetivos
habidos y por haber, porque
sencillamente...
puede ser,
todo lo que le venga en gana...
todo
lo que se proponga
SER.

©Ginebra Blonde

miércoles, 13 de febrero de 2019

Pluma Y Roca



Quizá tan solo un grácil atisbo de libertad.

Esa libertad que no tiñe otras alas,
que no desahucia otros nidos
ni corrompe otras almas.

Ese vuelo peregrino de plumas y llagas,
de cielos y avernos
que no rinde sus alas.

Incrédulos pendencieros que niegan la esencia.

Cómo negarle al mar sus olas
Cómo robarle al tiempo su tic-tac
en su inexorable transitar de horas
Cómo borrar las lágrimas del alma.

¿Acaso se puede dejar de soñar?
¿Se puede dejar de besar,
volar, abrazar?
¿Se puede dejar de amar…?

No hay fuerza más poderosa.

Más que un arma que apunta a matar
Más que un río que se desboca
No hay manos más férreas
que aquellas que saben amar
ni voz más contundente
que aquella que aboga
por los sentimientos
y la paz.

Porque somos Pluma y Roca.
Somos Guerreros
De Amor Y Paz.

©Ginebra Blonde





(Relatos Jueveros- La fuerza del Amor)
Puedes leer más textos en "Desgranando Momentos" de  Pepe


miércoles, 6 de febrero de 2019

¿Qué Escuchamos Hoy?



Más de una vez escuché, no recuerdo cómo ni dónde, que alguien, no sé quién, vio algo, no sé qué. La cuestión es que, cuando miro a mi vecino regar sus plantas, creo que lo hace para que se prense la tierra donde tiene enterrada a su pobre mujer. Así como la del otro lado del pareado, que fue sacando la basura con cuidado y mirando para todos lados, como si tuviera a su marido en esas bolsas minuciosamente troceado. Y es que, cuando veo al pequinés dando saltos de un lado para el otro cabreado, creo que, de pronto, se le van a cruzar los cables y me va a morder los pies. Cuando quiero relejarme en mi jardín y observar el cielo estrellado, creo ver luces extrañas y platillos llover. Y ay… cuando hago el amor con él… En el momento más inoportuno, u, oportuno, “según se ve” creo que va a salir de su boca un “Alien”, un bicho, ¡yo que sé! Así que empujo su cabeza hacia los barrios bajos, para no tener que imaginarlo, y al menos sucumbir al placer.




Esto de oír de aquí y de allá, es un padecer. Ahora mismo que os estoy "hablando", creo estar escuchando a los de al lado que van a atracar un banco y, tal y como está el patio, no sé si ayudarlos o echar a correr. Y si no, ese anciano que, disimulando, acaba de meter la mano en el bolso de una moza de muy buen ver; o quizá ha sido bajo su falda y ella le ha propinado un revés.

Si es que, ya no sé qué creer… Si hasta creo que estoy hablando sola contra una (pantalla) pared…
No estoy loca; quizás es lo que te hago creer. Porque… qué hay de verdad o mentira en todo lo que oyes o ves…

Y, no… No malgastes tu tiempo solucionando la vida de otros, mientras la tuya, está sin resolver. 
                                     
©Ginebra Blonde


(Relatos Jueveros- La vida de los otros)
Puedes leer más textos en “Molí Del Canyer” 



miércoles, 30 de enero de 2019

Cocinar (Nos)



Ambos sabíamos, con tan solo mirarnos, que el fogón de nuestra cocina iba a ser el dulce y premeditado reclamo para degustar nuestra repostería…
Daba igual en tu casa que en la mía… Cocinar(nos) era una afición que compartíamos; provocarnos con harina y miel embadurnando nuestras manos y probando de nuestros labios…  
Una chispa que prendía entre nuestra piel al baño maría y una copa de bebida fría, mientras amasábamos nuestros besos sobre la mesa y junto a la mantelería…
Cada prenda era un ingrediente que deslizar con suavidad y maestría, al tiempo que la savia hervía; se fundía la mantequilla…
Sazonábamos moliendo nuestros cuerpos sin prisa pero sin pausa, hasta hacer una crema homogénea esparciendo nuestro deseo sobre pan caliente y recién hecho…

INGREDIENTES:

-Amor (nunca es suficiente)
-Pasión (indispensable)
-Deseo (macerarlo unas horas antes)
-Imaginación (siempre; cuánto más, mejor)

TIEMPO DE COCCIÓN:

Ilimitado; siempre es buen momento.

©Ginebra Blonde 





(Relato Juevero- Cocinillas)
Puedes leer más textos en "La Bitacora" de Mar.


*Instantes Que Me Hacen Latir...... Vosotros...

Prozac

Prozac

ERES MÍO

Nadie me pertenece ni pertenezco a nadie,
no nací para ser dueña ni para ser sierva de nadie.
A nadie puedo dejar ir libremente
porque a nadie poseo para obligar a quedarse.
Pero en la soledad de mi cama, a veces, fantaseo con la
idea de la libertad acompañada, de avanzar encadenada a una mano.
Pertenecer por entero a alguien y poseerle de igual manera,
profunda y significativamente.
Sueño con esos brazos que me unan a alguien sin fisuras.
Mi mente juega con la idea de ser para SER en otro.

En la soledad de mis pensamientos fantaseo con dejar que su cuerpo
sea mi cárcel y él el carcelero de mis sentimientos.
Sentir cada vez que estoy con él que he llegado al hogar.
Qué delicia oír Eres Mía y mis labios poder con una sonrisa
plena decir Eres Mío.

©Prozac

Chema

A veces el amor se despierta en un instante, con una simple mirada, o un roce de manos... y no por ser breve en el tiempo, es menos perdurable. Una carga eléctrica, que es algo muy pequeño, crea un campo a su alrededor que se extiende por todo el espacio...

©Chema

http://mimundodepapel-chema.blogspot.com.es/


MaRía

La vida y sus infinitos matices
una amalgama de sensaciones, de vivencias
a veces risa, otras lágrima
esa es la grandeza el seguir adelante saltando, volando, nadando, a veces descansando,
porque es necesario pero siempre, siempre al ritmo que marca nuestro sentir, ese latido que nos hace únicos, esa huella digital del alma que es
la que es más difícil de ver o de mostrar porque es la más nuestra

©MaRía


Auroratris

FLORAL

Prendida a tu pecho... Como un Clavel en la solapa.
Luciendo premura,
naturaleza viva en los brazos.
Adheridos al deseo primigenio,
de logar la fundición
de esta
mi esencia,
con el almizcle de tu verbo.

Entre líricos suspiros ascendiendo...
Vehemente el sacrilegio de probar cada gramo de tu aire.

Lirios...
Mártires son los besos
Que formamos.

Juncos,
Vencidos por el mismo viento.

Selváticos al sentir-nos.

©Auroratris

Lunaroja

y todas las estrellas
Aprisionada en la incertidumbre
he viajado
por cada recodo de tu nombre
y las alcobas
se encendían de deseo
al abrir los postigos de la piel.

Del otro lado del amor
el aire
me desordenaba el alma
golpeándome
contra la humedad
de tu corazón,
y todas las estrellas
se derramaban
en tus pupilas.

©Lunaroja

Sakkarah

Donde se posa tu mano se enciende la llama
Como viento, avivas y te llevas mi pasión
Eres pez en mi pecera
Aleteas entre los nítidos cristales
de mi cuerpo y de mi alma
En ondas profundas te mueves
Y vibra el amor en mi vientre.

©Sakkarah

Ester

Prostitución...

Había quedado para tasar un piso, me quedé apoyada en el portal y mientras esperaba, ella no dejaba de mirarme, y yo no sabía cómo apartar mi vista de ella. Mi atuendo era aburrido, mi maquillaje escaso no sé porque me miraba, no había nada en mi que envidiar o copiar, ella tenía unas piernas largas y las lucia, sus labios rojos como nunca hubiera creído que se pudieran pintar y su pelo negro como la noche, las luces de las farolas empezaban a reflejar tintes azulados en su melena, el frío nos rozó a las dos, yo temblaba ella disimulaba, mi ropa cubría mas y mi chal calentaba mi cuello. Se acercó y me dijo, parece que se está retrasando, tú no lo pareces y no sé qué haces aquí, yo soy puta y a mí tampoco viene nadie a buscarme. ¿Quieres compartir un poco de mi café? el termo lo mantiene caliente. La miré a los ojos, pensé que las dos estábamos trabajando y le respondí que aceptaba su café si ella aceptaba mi chal. El agradecimiento afloró a su rostro y creo que no era por el chal (que aceptó rápidamente) era porque yo había aceptado su café.

©Ester

https://presentaciones-ester.blogspot.com/


Campirela

Hay que ver lo que la noche nos da , esa magia escondida entre la penumbra de nuestro cuarto y ese silencio que es el compañero ideal para que todos nuestros pensamientos los pongamos en orden , es ahí donde las neuronas las más sensibles buscan ese rincón donde decirnos que hemos de hacer algo , por sacarlas a pasear , tenemos un debate con nosotros mismos , hasta que de golpe algo nos da en nuestra masa gris y decidimos que la vida es corta para pensar en negatividad , hay que salir y luchar , cada uno a su manera y su forma pero siempre con el ánimo de querer vencer a la oscuridad que persigue , la venceremos con las ganas de vivir y de sentir.

©Campirela

http://campirela.blogspot.com.es/